viernes, 23 de junio de 2017

FAMILIA DE LOS COCTELES

Según sus características e ingredientes las familias de combinados son:

Cobbler: Mezclas preparadas directamente en el vaso, y que contienen alguna base fuerte (vino, destilado, licor...) y azúcar. Lo demás depende de cada cóctel en particular.

Collins: Bebida larga (long-drink) refrescante que se prepara directamente en el vaso y lleva una base fuerte a la que se le añade azúcar y soda. Suele adornarse con una rodaja de limón.

Cooler: Bebida larga que se prepara directamente en el vaso. Se puede emplear cualquier destilado como base, al que se le añade ginger ale, sidra, cerveza o champán/cava o vino.
  
Egg-nog: Bebida preparada a base de yema de huevo, azúcar, un destilado y crema de leche. Se puede servir fría o caliente.

Fizz: Bebida larga preparada en coctelera a base de un destilado, zumo de limón y azúcar, alargando luego con soda.

High-ball: Bebida larga consistente en un destilado al que se le añade cualquier refresco con gas. Es la clase de combinado más consumido, aún sin saberlo -en lenguaje coloquial es el “cubata”-, y es el típico “whisky con cola”, “ginebra con tónica”, “vodka con naranja”...

Julep: Bebida larga preparada directamente en el vaso, con hierbabuena fresca, azúcar y algún destilado. Se suele decorar con rodajas de limón y hojas de hierbabuena..

Sour: Bebida corta preparada en coctelera con azúcar, zumo de limón y un destilado.