miércoles, 14 de septiembre de 2011

CONTAMINACION CRUZADA


La contaminación cruzada se produce cuando microorganismos patógenos (dañinos), generalmente bacterias, son transferidos por medio de alimentos crudos, manos, equipo, utensilios a los alimentos sanos.

Existen tres maneras en las cuales puede existir contaminación cruzada:

1.    De comida a comida: un alimento puede contaminarse con bacterias de otras comidas. Es especialmente peligrosa si las comidas crudas (pollo crudo, verduras crudas, por ejemplo) tienen contacto con alimentos cocidos.

2.    De persona a comida: las personas pueden ser fuente de contaminación, por eso debe tenerse especial cuidado en el lavado de manos y utilizar mecanismos para evitar contaminación.

3.    De equipos o utensilios a la comida: los elementos que utilizamos en la cocina, pueden transferir contaminación a los alimentos.


Las bacterias que generalmente se encuentran en los alimentos, en su mayoría son eliminadas durante la cocción o el lavado en el caso de las frutas y verduras. Pero si estos alimentos una vez cocidos o lavados toman contacto con alimentos crudos (carnes, pescados) o sin lavar (vegetales, frutas, etc.), pueden re contaminar.

Es importante evitar el contacto entre los alimentos crudos y cocidos, preparados o listos para consumo ya que estos últimos pueden contaminarse al no requerir cocción posterior que elimine las bacterias.

Los alimentos listos para consumir son los que no requieren cocción o mayor preparación antes de ser consumidos. Por ejemplo: las frutas y verduras listas para consumir, el pan, fiambres, quesos, helados, bebidas, dulces, condimentos, etc. Son los de mayor riesgo.

Las bacterias pueden pasar de un alimento a otro por contacto directo entre ellos o sus jugos o a través de:

·         Las manos de las personas que los manipulan.

·         Los utensilios de cocina usados durante la preparación (tablas de picar, cuchillos, entre otros).

·         Las superficies de la cocina que tienen contacto con el alimento (mesas, tablas, etc.).

Para evitar la contaminación cruzada:

·         Separe siempre las carnes crudas de los alimentos cocidos o listos para consumir durante su almacenamiento y preparación.
·         Lave siempre sus manos con agua y jabón entre la manipulación de los alimentos crudos y cocidos o listos para consumir.

·         Cuando realiza las compras, guarde los productos como carnes, aves y pescados en bolsas separados del resto de los alimentos. Separe los productos de limpieza de los comestibles.

·         Cuando realiza las compras, deje para el final los productos perecibles.

·         Coloque las carnes crudas en recipientes cerrados, en la parte inferior del refrigerador o bien en el sector que el fabricante haya destinado a las carnes.

·         Use recipientes y utensilios diferentes (fuentes, cuchillos y tablas de cortar), para manipular alimentos crudos y cocidos. Lávelos minuciosamente entre usos

1 comentario:

  1. Super clara la informacion, muy buena y las imagenes muy padres ;)

    ResponderEliminar

Te invito a hacer tu comentario, sugerencias y otros